Tecnología ¿vs? Educación Formal

Todos alguna vez nos enfrentamos a la dura tarea de eludir las distracciones y concentrarnos a la hora de estudiar. Para colmo, con la irrupción de las nuevas tecnologías, la batalla por la concentración se hace cada vez más cruda: teléfonos celulares, radios,i pads, tvs, dvds… y por supuesto, Internet y las redes sociales, nos rodean y demandan a gritos nuestra atención.

Ya en los años 90, el guionista estadounidense Todd Alcott escribió un monólogo sobre qué diría él si fuera un televisor.

La educación formal, basada en prácticas pedagógicas dentro del aula y el contacto “real” entre personas, en la actualidad está siendo atravesada por un sinfín de prácticas que tienen más que ver con la instantaneidad, la ubicuidad y la inmediatez del universo  “virtual”. Pero esto no tiene que ser considerado a priori como algo negativo, Internet y las nuevas tecnologías pueden ser un enemigo tortuoso –“l@s chic@s están todo el día paveando en Facebook-o convertirse en una herramienta de un potencial formidable.
Bernabé Soto Beltrán define el Aprendizaje informal “como ese conocimiento que obtienes fuera de un salón de clases tradicional. El mismo se sustenta por esas ganas de aprender algo. Ese algo lo determina el individuo en su aspecto personal y profesional incitado por la influencia externa del factor social. Hay que recordar que nos encontramos en la era digital, donde la tecnología juega un rol importante en la forma de aprender, socializar y buscar el conocimiento en red, haciendo del mismo un aprendizaje informal, porque se aprende más fuera del salón de clases. O sea que el educando actual aprende lo que quiere, buscando nodos influenciados por la red (social), por medio de la tecnología. Logrando así pasar por un proceso de enseñanza-aprendizaje fuera del tradicionalismo pedagógico que se utilizó en el siglo XX” (ver Tinta Electrónica).
Al respecto, el autodefinido como “emprendedor en tecnología” Santiago Siri, cuenta el aburrimiento que comenzó a experimentar en el aula cuando le regalaron su primer computadora. Pero principalmente, nos habla de cómo “Internet puede hacer que tu idea cambie el mundo” (observen además su posicionamiento ideológico en cuanto a los jóvenes como sujetos creadores y no como meros receptores/consumidores de información).

Artículo completo: http://www.linkedin.com/news?viewArticle=&articleID=764734781&gid=1775601&type=member&item=70369778&articleURL=http%3A%2F%2Fcomunicarcomunicacion.blogspot.com%2F2011%2F09%2Ftecnologia-vs-educacion-formal.html&urlhash=Z8JO&goback=.gde_1775601_member_70369778

Educación 2.0

Los principios de una educación 2.0

La Web 2.0 se basa en los sistemas que fomentan la transmisión de información y la colaboración entre las personas para crear conocimiento social, es decir conocimiento generado no por una persona sino por muchas. Todo ello impregnado fuertes componentes de altruismo y democratización. Esta forma de concebir el conocimiento se ha trasladado casi inmediatamente, tras su eclosión en 2004, al campo educativo.